WWW.ARABEHISPANO.NET المـوقـع الـعـربي الإسـباني

  
Miércoles, 28 de febrero de 2024
موقع الأديب سعيد العلمي. منذ 2020/10/2 WEB del escritor Saïd Alami. Desde 2/10/2020 |
ALBUM DE FOTOS | LIBRO DE VISITAS | CONTACTO |


(إسبانيا) موقع الأديب سعيد العلمي

WEB del escritor y poeta Saïd Alami

قصائد الوجوديات والوجدانيات:

الأعزل المستتر

ربّي أجِرْ

مطلع الخريف

هـيـّا نـَـضـيـعْ

بـِنـَلـْمَدِنا

مترو مدريد

أيـّــُهـا الـمــوْت

لا أرجو الإطاله

الشـِّـعْـرْ

رحـلة الـحــياة

الـحُـزنْ

إنه الإنسان

لجوءٌ عـبْـرَ المضيقْ

نزهـة المساء

مقبرة الغربة

رسالةٌ مِن مُغـترب

المجد واللحد

إجراءٌ بسيـط ْ

المجرم

إنـّها الخُطوب تنتَظِمْ

حنيـن

الحزن

خـــيــانــة صــديـــق

مَرثاة نـِكاسـيو

قرى الأندلس

المنـاجلُ الرّهـيـفهْ

أخي الحـيـوان

صديـقةُ العـرب

المُستـشرق

بطن الليل

لا تـُهاجــِر


البَـرُّ في الربيع

قصيدة إسبـانـيـا

سعيد العلمي


الـهـاربـون

الحقائب

اللـــوْز

الشتاء في قشتالة

طــلَـيـْـطِــلـَـهْ

السنجاب الشحاذ

سانتايا وادي الـجَـنـَّه

المديـنة الغـريبه

(1975) نـهـرُ الـظـلام

(1972) العـَــدَمْ

(1973) القـمّةُ البَـيـْضاءْ

(1974) إلى ميغـيل إرنانـديث

(1975) خَـفـَـقــاتْ

(1974) الثيران

(1974) كـُـنْ كالحَـياة

(1974)حكايـَة ُ القـَمَرْ

(1974) الشاعر المُتحَذلِـق

مَـتاهاتْ

لمُمَزّقٌ قـلـبي

أنا والسبيل

أمـّـــي

من مُغـترب إلى أمِّه

أبــــي

أخي

إبـنـي

يـا ابنـتي

آمال

لا تـتـمهّـلي

أطلسية

لَـوْلاك

مريم على الشاطئ

مَـريــَـم

الطفلة في الطائرة

قصةُ العـشقِ العـفـيـفْ

فرح علاء

أهـذي حـقـيقه ؟!

لا تـقـلْ لـي

مُعْـجـِـزة في طـنـْجة

إمرأة عـربــيّـه

مـَـنْ؟

نـَهـرُ الحُب

سـحَـرْتـِني

سـاعـة الفـراق

إمـرأةٌ سـِريـّة

رسالةٌ إليها

(1974) سآتي إلـيـك

هَـمـَسات

(1974) حبـيـبـتـي

(1974) أنا والبحر المجنون

(1973)لـَـفـَـتات

يا أريـجـة سيـلـيـم

ساوكا (1975)

:القصائد الوطنية

(2010) رسالة غضب لأمتي

القصيدة الغَـزيّة

الطفل الشهيد

إنسانُ العُرب وإنسانُ الغَرب

إضاءاتْ عَـلى ضـيـاع الوطـن

رصوا الصفوف

أخي

أمّـة ُ النـّـكـَـدْ

إفـتـَح رفـَـح

أيـا غـزة

أبيت اللعـن يا سَـيـدي في المخـيـم

سـيُـقـَوِّضوا الأقـْـصـى

الـعـَنـْقاءْ

مشتاق

العَـرَب وقـُرطـبه

الطواويس العربية

الباطلُ شـرقاً وغـرباً

سعـيد العـلمي


مذبحة بيت حانون والغَـربْ

يوسف الـفـلسطيني

يا حـظ َّ أريحا مِـنْ عاثِـر

مِـن كازيـنو مَـدريـد إلى كازيـنو أريـحا

أمَّـــتـي

المُختلون والمُحتلون

حَــمـاسْ

حَـمـاسْ وفـَـتـْحْ

عربي

أنشودة لمصر

الربيع التونسي

أوغو شابيث

مُبارك و سور الفولاذ

أغـنية ٌ لـمـِصْرْ

أبطال جلبوع قصيدة 9/9/2021

عِـزّ الدين القَلـَقْ

يا موطني

الخامس من مارس (1975)

(1974) بيسان

(1973)أغنية الفدائي

فدائي (1973)

طِـفـلٌ مـِنْ فِـلسْـطـيـن (1973)

وأنتَ الضِّياء (1973)

أنَرمي الثمار ؟ (1973)

الـرّشـاش (1974)

ِ(1974) لـسـتُ مِن كوكبٍ آخر

(1964)موجز القصة

(1966)الأرض تنادي

(1966) أنشـودة مُـشـتاق

(1973)الثـُّعـبان

حـياة ٌ كالسّـرابْ (1966)

(1967) قصّة كرامـتـنا

(1968) ألـمـافـيـا 2

(1968)بكت القدس

(1967) قصّة كرامـتـنا

العـيـدُ المُـشَـرّد (1967)

(1973) أعـلـن للـعـالم

(1970) الشهـداء

دماء فلسطين طفحت

:القصص

1بـيـن مديـنـتـين سعـيد العـلـمي

قـصة (بين مدينتين) 2

قصة (بين مدينتين) 3

قصة (بين مدينتين ) 4 الأخير

عــزرائـيـل قصة سعيد العلمي

(1) الأشقر

(2)الأشقـر

الأشـقـر (3) الجزء الأخير

التأشيرة (قصة)

مريم قصة سعيد العلمي

رسائل إلى لويسا

شاي أم قهوة

أيها الشيطان (1971)

:أرشيف المقالات

أمريكا وزيها التنكري 2014

الحقد الأعمى لأثنار على الإسلام

ابتداء العد التنازلي لهدم المسجد الأقصى 2013

كوبا.. دروس لم يستوعـبها الربيع العـربي 2015

اسبانيا، الصراع بين الكنيسة والإشتراكية 2008

غزة أظهرت انفصام شخصية أوروبا

فبراير 2009


مأساة اللغة العربية

توطئة لمجموعة شعرية

قضية عـلّوني (2005)

ديوان جديد للشاعر انطونيو بارو بائينا

:مقالات

صدور رواية بالإسبانية ل سعيد العلمي

حول الجالية الفلسطينية في مدريد:

Esta web se inauguró el 2 de octubre 2020 إفتتح هذا الموقع في 2 أكتوبر 

Esta web es la heredera de la web (La Gaviota Árabe-Hispana) que funcionó desde 2005 hasta 2017

Apreciado lector: En esta portada, además de los títulos de sus contenidos, desplegados en sendas columnas, una en árabe y otra en castellano, a la izquierda y a la derecha de su pantalla, encuentras también, desplegados en en el centro de la misma, los últimos textos nuevos añadidods a arabehispano.net. Estos textos, como el resto de los contenidos de la web, tienen acceso directo también a través de las 9 entradas que encabezan esta portada.

     عزيزي القارئ: في هذه الصفحة الرئيسية تجد كافة عناوين المواد المنشورة هنا في الموقع العربي الإسباني في عمودين على اليمين بالإسبانية وعلى اليسار بالعربية، ويمكنك أيضا الدخول إليها جميعا، عبر المداخل التسعة الموجودة في رأس هذه الصفحة. كما تحتوي هذه الصفحة، بين العمودين، على آخر النصوص الجديدة المضافة إلى الموقع، مفتوحة وجاهزة للقراءة

Saïd Alami en Facebook:https://www.facebook.com/said.alamialami.1 

''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''

22-6-2022


قصيدة (رسالة غضب لأمتي) سعيد العَلمي

في صحيفة (رأي اليوم) التي تصدر في لندن

سعـيد العَـلمي: رسالة غضب لأمتي | رأي اليوم (raialyoum.com)

''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''


 AMARZAD, EL MAGO FLOR Y LOS CINCO REINOS 

Saïd Alami

En entregas semanales 


Entrega 64  (23 noviembre 2023)

—No os inquietéis —dijo el mago Flor con su voz serena y grave—. La princesa se encargará de ello y yo la ayudaré. Además, y para darle al sultán el suficiente tiempo para efectuar el gran cambio de ubicación de sus tropas, vamos a echarle una mano, de modo que cuadruplicaremos la distancia recorrida por las tropas que se trasladen desde las fronteras, y desde otras zonas del reino, a Dahab, en cada paso que den sus hombres y sus animales. En cuanto a las tropas enemigas y a sus animales, duplicaremos la distancia bajo sus pies.

Al escuchar el gran mago los murmullos surgidos entre algunos de los asistentes como expresando su extrañeza de lo que acababan de decir, les hizo un ademán con ambas manos reclamando silencio para poder explicarse.

—Tengo ya el permiso de nuestro gran hermano, Xanzax, para efectuar esta maniobra en la que plasmamos uno de nuestros más potentes poderes, el de manejar y modificar las dimensiones espaciales, lo que nos permite a algunos de nosotros incluso la teletransferencia corporal instantánea de cuantos cuerpos y materia nos proponemos transportar de un sitio a otro, hasta a través del espacio cósmico. Lo que pasa es que en este caso no necesitaremos más que reducir o expandir la distancia, a cuatro veces, en el primer caso, para los ejércitos del sultán, y al doble, en el segundo caso, para los invasores, con lo cual la diferencia de velocidad entre ambos bandos sería aproximadamente octuplicada a favor de las tropas de su majestad, el sultán.

—¿Y eso no podría provocar pánico entre las tropas, gran mago, generando un resultado nefasto y muy contraproducente para el ejército del sultanato? —preguntó otro de los ayudantes.

—Todo está calculado y previsto —aseguró el gran mago—. Para ello utilizamos la eliminación de la percepción del paso del tiempo. Todo esto ya lo hemos hecho en el pasado, aunque algunos de los presentes aquí no han llegado a vivirlo o a conocerlo aún.

Habib, Hilal y los de su generación de entre los reunidos asentían con la cabeza, dando a entender que conocían todo aquello de lo que hablaba el mago Flor. Amarzad lo había vivido en sus propias carnes en aquel viaje suyo al planeta Kabir cuando a su regreso a casa nadie allí se había dado cuenta del paso del tiempo durante su ausencia.

—Queda un asunto pendiente —puntualizó el mago Flor—. Se trata de un punto crucial que se debe llevar a cabo si queremos que todas esas maniobras mágicas puedan llegar a tener un resultado positivo.

Los asistentes se miraban entre ellos como preguntándose por ese hecho tan importante que debía realizarse.

—Lo que les voy a decir ya lo sabe su alteza, la princesa Amarzad —prosiguió el mago Flor mirando a la princesa, que se sonrojó al instante mientras evitaba mirar a los demás presentes—. Desde luego, el caudillo Qasem Mir no se ha mostrado capaz de dirigir los ejércitos de su majestad, el sultán, del modo más acertado, con lo que queda probado que no está a la altura de los acontecimientos que se avecinan. Si no fuera así, ¿cómo pudo cometer tal garrafal error de distribuir los ejércitos de la manera en la que están desplegados ahora mismo y a sabiendas de que los ejércitos invasores se han citado todos en las afueras de Dahab, para librar la batalla crucial aquí, o para someter a la ciudad a un implacable asedio?

Un murmullo generalizado se levantó entre los presentes, sorprendidos por tan grave manifestación.

—Pero las órdenes al respecto fueron dadas siempre por el sultán —se oyó decir a uno de los magos, que salía en defensa de Qasem Mir.

—Es verdad —respondió el gran mago, tranquilamente—, pero nos consta que fueron siempre órdenes aconsejadas reiteradamente por Qasem Mir, especialmente en lo que se refiere a enviar al príncipe Nizamuddin para encabezar grandes contingentes de tropas en la frontera de Rujistán.

—Es verdad. Así fue, consejos reiterados de Qasem Mir —comentó Amarzad.

—Por lo tanto —continuó hablando el mago Flor, sin apenas detenerse—, he decidido que la princesa pida a su majestad el sultán, en nuestro nombre, pero sin identificarnos, que destituya a Qasem Mir y nombre en su lugar al joven y valeroso pachá, Burhanuddin, que ha demostrado sobradamente, como sabéis, su capacidad, cordura y gran valentía.

Todos los presentes se miraban con gestos y ademanes de haberles agradado la decisión que el gran mago acababa de revelarles.

Así las cosas, tras la reunión, el mago Flor quedó encargado de apresurar el regreso a Dahab del ejército de Nizamuddin, Habib el de las tropas destacadas en la frontera de Nimristán, e Hilal aquellas apostadas en la frontera con Sindistán y del resto de las tropas que debían regresar a la capital desde otras partes del reino. Cada uno de los reunidos salió de allí con una misión que cumplir respecto a la nueva colocación del ejército de Qanunistán.

El sultán Nuriddin, tras la conversación mantenida primero con su tía Pakiza y luego con su esposa, seguía aún inmerso en su melancolía y meditabundo, pues con la invasión ya casi encima empezó a sentirse confuso y por más conversaciones que mantuvo al respecto con el caudillo de su ejército, Qasem Mir, y con su gran visir, Muhammad Pachá, no llegaba a sentirse tranquilo. La intranquilidad empezaba a quitarle el sueño. En eso, Amarzad pidió permiso para entrar y se sentó junto a sus padres. Tras una breve conversación, la princesa notó cuán preocupados se encontraban sus progenitores.

—Te noto muy preocupado, padre, y a ti, mamá.

Amarzad sabía de sobra el motivo de ese desasosiego y leía con claridad tanto lo que se debatía en la mente de su padre como en la de su madre. Ambos se quedaron callados. La madre musitó que no había nada de lo que preocuparse.

—¿Nada? —inquirió Amarzad suavemente—. Papá no puede dormir desde hace unas cuantas noches preocupado por la situación de nuestras tropas ante la ya inminente invasión de enormes ejércitos enemigos.

Nuriddin y Shahinaz intercambiaron una mirada de extrañeza, pero pronto se acordaron de esos poderes de su hija que nunca vieron claramente y de los que nadie hablaba en la familia.

—¿Y tú cómo lo sabes hija? —preguntó el padre con la esperanza de que su hija pudiera tenderle una mano emanada de sus poderes enigmáticos—. La verdad, hija mía, es que estoy seriamente preocupado. ¿Tú qué opinas al respecto?

A Amarzad le sorprendió que su padre reconociera ante ella su preocupación e incluso que le pidiese su opinión. Ella sabía que sus padres eran conscientes de sus poderes, aunque todavía no supieran cuáles eran ni su procedencia, ni siquiera se atrevían a hablar con ella sobre este asunto.

—Sí, hija, Amarzad, dinos qué piensas de todo esto —terció la madre, dejando denotar su honda angustia ante el panorama que se avecinaba.

Los tres se miraban en silencio. Amarzad no sabía si decirles la solución decidida por el mago Flor sin mencionarlo o trasladársela a la mente de su padre, con ayuda del gran mago, como ya habían acordado ella y su protector. En esto, sintió Amarzad que el mago Flor la susurraba en el oído que adelante, que era ahora cuando tenía ella que convencer a su padre de la idea de trasladar todas sus tropas a Dahab, y si no lograba convencerle en aquel momento, tiempo iba a tener él a lo largo de aquella noche para inculcárselo al sultán por inducción mental, mientras durmiera, para que él diese las pertinentes órdenes por la mañana.

—Bien, os lo voy a decir —dijo Amarzad fijando la vista en el suelo, evitando mirar a sus padres mientras ambos la observaban ansiosos—. Hay que concentrar todas nuestras tropas en la defensa de Dahab, o sea, hay que esperar aquí a los ejércitos enemigos —sentenció Amarzad, de sopetón—. Tener nuestros ejércitos distribuidos entre cuatro frentes es un error —sentenció, sin levantar la vista del suelo.

Nuriddin y Shahinaz, al escuchar aquello, no hacían más que mirarse y mirar a su hija, a la espera de que dijese algo más. Finalmente, ella levantó la vista, con los ojos llenos de lágrimas, pues ella misma se encontraba presa de una ansiedad que la tenía apesadumbrada. Su madre se apresuró a secarle las lágrimas y abrazarla, tiernamente, mientras Amarzad sollozaba. En realidad, la afligía tremendamente ver a sus padres tan angustiados como nunca los había visto antes. Su padre se levantó y empezó a acariciarla el cabello, intentando tranquilizarla.

—Tranquila, hija mía —repetía Nuriddin cariñosamente con voz baja—. Hija mía, al ser humano no le puede pasar más de lo que Dios tiene escrito, y no hay fuerza capaz de repeler el destino que Él haya elegido para unos y para otros.

—Sí, papá —decía Amarzad, agarrada a las manos de sus padres—. Alabado sea el Altísimo.

—Alabado sea —repetía la madre.

Los tres se sentían, en aquellos momentos, más unidos que nunca, y esa sensación les infundía fuerza y determinación para enfrentarse a la adversidad por muy siniestra que pudiera ser. Ya los tres de pie, agarrándose las manos en círculo, sonreían con lágrimas en los ojos, pero felices por esa fuerte sensación de unión que los invadía y que los confortaba y fortalecía. Aquella escena emocionó al mago Flor, muy apenado al ver llorar a aquella familia, no dudando ni por un instante de la valentía y del arrojo que caracterizaban a sus tres miembros, muy a pesar de las muy hostiles circunstancias a las que se veían abocados.

—La solución que acabas de darnos, hija mía —alcanzó a decir Nuriddin mientras reprimía sus fuertes emociones— es de una lógica aplastante. No entiendo cómo no me había ocurrido antes. Pero ya no hay tiempo para llevarla a cabo, las fuerzas invasoras están a punto de atravesar nuestras fronteras, si no lo han hecho ya.

—No te preocupes, padre. Deja esto por nuestra cuenta —se apresuró a decir Amarzad, precipitadamente.

—¿Dejarlo por vuestra cuenta? —preguntó la madre de inmediato—. ¿A quiénes te refieres, hija?

Pero Amarzad no contestó, estando de pie haciendo como distraída mientras acariciaba el pelo de su padre, que se había vuelto a sentar. Tampoco él decía nada. A él no le interesaba saber quiénes son los que ayudaban a su hija, ni de dónde venían sus poderes, solo le interesaba que esta ayuda y esos ayudantes existiesen de verdad a la hora de necesitarlos, hora que parecía que se aproximaba galopante. A él no le cabía duda de que su hija creía en lo que decía y que no pronunciaba palabra sin atenerse a las consecuencias. Además, ya le habían llegado historias sobre una chica que se parecía mucho a su hija, que volaba por los aires y que era capaz de acabar con un ejército ella sola. Él nunca llegó a creer que aquella persona fuera su hija, por supuesto que no, porque era sencillamente imposible, tampoco llegó a creerse del todo la existencia de tal chica. Pero, al mismo tiempo, no se había atrevido nunca a preguntar a Amarzad acerca de este asunto, porque creía a pies juntillas que indagar los misterios con el fin de desentrañarlos podía echar a perder la buena estrella que viene con ellos.

—Papá, mamá —dijo Amarzad tranquila rompiendo aquel silencio por petición del mago Flor, quien la instó a descubrir parcialmente su secreto, porque no había más tiempo que perder—, solo puedo deciros que a papá le basta con decirme que ha tomado la decisión de reunir los ejércitos en las afueras de nuestra ciudad. Si tú, padre, me comunicas ahora esta orden y la pones por escrito dirigida a tus caudillos donde sea que se encontrasen para que regresen con sus tropas a Dahab, nuestros ejércitos estarán aquí concentrados días antes de la llegada de los invasores.

El sultán y la sultana miraban a su hija boquiabiertos, luego se miraban el uno al otro totalmente incrédulos acerca de lo que estaban oyendo.

—¡Pero!... ¡Pero! ¿¡Cómo!? —balbucían ambos en voz baja sin saber qué decir y qué callar, pues ambos sabían que poner esa orden por escrito y enviarla tardaría varios días en llegar a cada uno de sus destinos y que esos ejércitos, a su vez, tardarían igual número de días, si no más, en poder alcanzar la capital.

El sultán hizo un gesto a su esposa para que se mantuviera callada, temiendo que muchas preguntas acabasen frustrando el empeño de su hija de ayudarles, pues él estaba convencido de que su hija, que hablaba con una seriedad y un aplomo que no dejaban lugar a un atisbo de duda, era capaz de hacer todo lo que estaba diciendo. Por eso, ambos volvieron a callarse al ver que su hija iba a continuar hablando.

Amarzad, mientras hablaba, escuchaba atentamente al mago Flor, que le comunicaba lo que tenía que decir ella a continuación:

—Este plan, padre, requiere que efectúes un importante cambio en la jefatura de tu ejército, colocando a Burhanuddin Pachá a la cabeza de todos tus ejércitos, en lugar de Qasem Mir, y poniendo a este bajo el mando del nuevo caudillo, pues la distribución inadecuada de nuestras tropas ha sido el resultado de un desacertado caudillaje que ahora requiere esta corrección urgente.

En realidad, esa propuesta de cambio en la jefatura del ejército era del propio mago Flor, y encontró plena aceptación por parte de la princesa.

—¡Burhanuddin Pachá! —exclamó el sultán sorprendido—. Precisamente antes de entrar tú hablábamos de él tu madre y yo, y…

—Y tu padre dijo que pensaba confiarle un alto cargo —interrumpió la sultana sonriente, mientras en su rostro reflejaba su sorpresa ante aquella casualidad.

—Efectivamente, hija —asintió el sultán—. Pero ¿por qué Burhanuddin? Es muy joven para un cargo que requiere mucha experiencia militar.

—Confía en él, padre, si confías en mí y en mis amigos.

Nuriddin sacudió la cabeza varias veces arriba y abajo, en señal de aprobación, antes de decir:

—Vale… Vale, Amarzad. Así será. Confío en ti, hija, y en tus amigos.

Amarzad y el mago Flor —a quien nadie podía ver ni oír salvo la princesa—, intercambiaron una mirada de alivio y satisfacción.

—Hay un punto que no veo claro, hija —dijo Nuriddin—. Las tropas enemigas, antes de llegar a la capital, destruirán y arrasarán todo lo que encuentren a su paso antes de llegar a Dahab, debemos encontrar un remedio para evitar que eso suceda.

El mago Flor comunicó la respuesta a Amarzad mentalmente.

—No se preocupe, padre. Ellos, al no hallar tropas nuestras a su paso, marcharán siempre temerosos de caer en emboscadas o ser blanco de un ataque masivo por sorpresa por nuestra parte, además de estar ansiosos por llegar a Dahab, su objetivo tan valioso, por lo que no querrán perder tiempo por el camino destruyendo y saqueando pueblos y aldeas cuando todo su pensamiento estará centrado en los tesoros que les estarán esperando en Dahab. Sin conquistar Dahab, padre, no habrán conquistado Qanunistán.

De nuevo reinó el silencio. Las palabras de la jovencita princesa dejó mudos a sus padres por su elocuencia y acierto. No era fácil para Nuriddin ver que había errado de esa manera, dispersando sus tropas en tres frentes, y asimilar que su hija, que aún no había cumplido los quince años, le estaba alertando sobre ese error y le indicaba cómo subsanarlo.

—Bien, hija, bien —se limitaba a repetir el sultán, satisfecho, mientras la sultana repetía, resignada, lo que decía su marido, pues ella tenía muchas preguntas que hacer, pero prefirió acatar la orden de su marido y abstenerse de hacer preguntas.

—Otra cosa, padre, madre —prosiguió Amarzad, sin perder un ápice la seriedad con la que hablaba—. La batalla que se avecina, aquí, en Dahab, va a ser lo nunca visto por la humanidad desde que el mundo es mundo.

—¿Y eso, hija? —dijo el sultán, horrorizado e incrédulo.

—Lo que va a suceder en Dahab, padres, no se limitará a una batalla entre ejércitos, sino también entre el bien y el mal.

—Ah, bueno, vale —soltó la sultana como aliviada, mientras una sonrisa tímida se asomaba sobre los labios de Nuriddin, en señal de que se estaba tranquilizando—. ¿Cómo que una batalla entre el bien y el mal? —inquirió Shahinaz a continuación, como si acabara de recordar algo de repente.

—Entre los magos y magas del bien, por un lado, y los brujos y brujas de la nigromancia, del mal, de Satanás, por el otro —contestó Amarzad dirigiéndose a su madre mientras la agarraba de las manos con la intención de tranquilizarla—. Los brujos y brujas estarán del lado de los invasores mientras los magos y las magas estarán de nuestro lado.

Nuriddin y Shahinaz volvieron a quedarse boquiabiertos y perplejos como nunca antes en sus vidas, pues no sabían si estaban soñando o estaban despiertos. A Shahinaz, al escuchar el nombre de Satanás, se le erizó el cabello de la nuca.

—¿Satanás? ¿Cómo que Satanás? ¡Escupe de tus palabras, hija! ¡Que Dios nos ampare! ¡Qué horror! ¡Lo que nos faltaba! —repetía la sultana realmente horrorizada.

—Pero, hija —dijo el padre que a duras penas podía articular palabra ante el fuerte impacto que le causaban las palabras de Amarzad, lo que le hacía ya dudar acerca de la veracidad de lo que estaba oyendo—, ¿estás hablando en serio?

—Eso, eso. ¿Estás hablando en serio, hija? —preguntó Shahinaz desesperada—. ¿Brujos y magos? ¿Qué tenemos nosotros que ver con eso, hija?

La sultana parecía haber perdido los estribos mientras el sultán la pedía que se tranquilizara y que dejara hablar a Amarzad. La princesa, a su vez, no soltaba palabra sin el consentimiento del mago Flor, que la iba dictando lo que podía decir.

—Sí, padres, brujos y magos del mundo entero están envueltos en este conflicto, y van a involucrarse en esta batalla. Por eso os digo que será una contienda como nunca se haya visto en el mundo antes.

Nuriddin y su esposa no dejaban de mirarse espantados. Tenían mil preguntas que hacerle a su hija, pero el sultán había decidido no hacer más, porque ante el panorama que estaba dibujando su hija, toda pregunta iba a ser más inútil aun que su respuesta. Amarzad se dio cuenta perfectamente de que los pensamientos de sus padres les habían colocado a ambos al borde de la desesperación, hasta el punto de que ya todo les daba igual, como a cualquiera que vislumbra una colosal hecatombe que le viene encima. La princesa dirigió una mirada de socorro al mago Flor y este la dictó:

—Papá, mamá, vosotros no os preocupéis ni por los magos ni por los brujos, pues unos se ocuparán de los otros y ni vosotros podréis verlos ni los ejércitos. Tú, papá, céntrate en tus ejércitos, y no te preocupes por lo demás. Y tú, mamá, no vas a detectar la presencia de magos y brujos por ningún lado.

—¿Seguro, hija?

—Seguro, papá. Confía en mí. ¿Acaso te he defraudado alguna vez?

—Todo lo contrario, hija.

—¿Entonces das la orden de trasladar todos tus ejércitos a Dahab, majestad? —preguntó Amarzad a su padre en tono solemne.

—Sí, hija. Pero ¿cómo podré comunicar esta orden a nuestras tropas en las tres fronteras, especialmente al príncipe Nizamuddin, que es el que más tropas tiene bajo su mando? —preguntó el sultán apesadumbrado—. Llegar hasta allí llevará días a los emisarios.

—Eso… Eso. ¿Cómo? —repetía, exasperada, la sultana, asentando lo que acababa de preguntar su marido.

—Mis amigos se encargarán padre, no te preocupes. Lo único que has de hacer es redactar las misivas al respecto a los caudillos de las tropas que deben regresar, rubricadas con vuestro sello, ordenándoles ponerse en marcha de inmediato, y haciendo constar en la misiva el nombramiento de Burhanuddin como máximo comandante de los ejércitos, por supuesto que siempre bajo el caudillaje de vuestra majestad, padre. También es necesario que redactes el nombramiento de Burhanuddin Pachá en su nuevo cargo, y la destitución de Qasem Mir, para que no quede ninguna duda respecto a quién va a dirigir la batalla de Dahab junto a su majestad, padre. Así lo piden con urgencia mis amigos.

—De acuerdo, hija —dijo el rey con tono de satisfacción al haberse asegurado que todo eso iba en serio y que no estaba solo, pues «los amigos de su hija» le iban a apoyar en los difíciles días que se avecinaban—. Lo haremos del modo que piden tus amigos, hija, de los que no dudamos en absoluto que son también nuestros amigos y aliados.

La sultana dibujaba una amplia sonrisa, ya más tranquila al haber oído lo que acababa de decir su hija y al constatar que su marido estaba confiado e incluso satisfecho.

—Que sea lo que Dios quiera, hija —sentenció Shahinaz.

Continuará...



      ''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''

 ESTUDIO: AMARZAD, EL MAGO FLOR Y LOS CINCO REINOS


5 enero 2022

Estudio realizado por la profesora y poeta, Leonor Merino García,  pronunciado por ella en la presentación, el día 23 de noviembre 2021, en Casa Árabe, en Madrid, de la novela (Amarzad, el mago Flor y los cinco rinos), de Saïd Alami:

 

ESTUDIO DE AMARZAD, EL MAGO FLOR Y LOS CINCO REINOS, de Saïd ALAMI


                                  Por Leonor MERINO

Dra. Universidad Autónoma de Madrid
Escritora-Poeta. Antóloga. Traductora
Dir.ª “Colección Poética Wallāda” (Ed. Diwan)


Amigos-Amigas:

La escritura –también el análisis de un texto– se convierte en instrumento de creatividad. El acto de escribir rima con pulsaciones: respiración, palpitaciones, movimientos peristálticos, ondas cerebrales: alcanza el fondo del ser. Así, tener un texto entre mis manos es, también, analizarlo desde los elementos heterogéneos que lo rodean –el paratexto autorial– y que desempeñan el papel de introducirlo y presentarlo, condicionando la lectura.

Entre esos elementos, el título, el epígrafe, se convierte en la mejor etiqueta, inaugurándose, por ese medio, el protocolo de lectura; puesto que el mensaje, que desea transmitir el texto literario, toma forma desde el mismo título –máscara codificada–, que permite verificar la hipótesis de si texto y título convergen hacia la misma óptica.

Gerard Genette, crítico y teórico literario, cita a Antoine Furetière,erudito lexicógrafo:

«un buen título es el verdadero proxeneta de un libro».

En efecto, el título de esta novela hace honor al texto, publicado por la Ed. Nueva Estrella, 2021, 794 p.

1.- “AMARZAD”: recoge el nombre de ÁMAR en la dedicatoria –que igualmente forma parte del paratexto autorial– y que aquí me interesa, en esa situación interactiva del autor con el lector, al que informa de su relación familiar:

“A mi nieta”.

El sufijo de este nombre: ZAD recoge Sherazad–شهرزاد– consustancial a las Mil y una noches y a Oriente: un acontecimiento capital de la Historia de las naciones occidentales en su descubrimiento. Sería más exacto hablar de una conciencia del Oriente, continua, comparable a la presencia de Persia en la historia griega. Además de esa conciencia del Oriente, existe algo vasto, magnífico, cuando se piensa desde Occidente.

Al regresar al legendario Alejandro Magno (s. IV a. C.) que conquista Persia, India…: Se trató del inmenso encuentro con Oriente, que tanto afectó a su personalidad. Ya le había sido vaticinado el dominio de Oriente y Occidente. Y es celebrado bajo el nombre de “Alejandro Bicorne”, porque dispone de los dos cuernos, del Oriente y del Occidente. El Corán recoge este personaje histórico, en algunas aleyas: sura 18. Y los escritores árabes hablan de sus hazañas, por medio de los narradores de historias instalados en el centro mágico del círculo –halqa–, por solo citar a un escritor contemporáneo: AbdelhakSerhane.

Y dice el poeta romano Juvenal (finales del siglo I):

“Ultra Aurora et Ganges” = «más allá de la aurora y del Ganges».

En esas cuatro palabras se halla el Oriente: fascinación para Occidente.

En la palabra Oriente sentimos la palabra oro y, en muchas ocasiones, cuando amanece, se ve el cielo teñido de oro.

En la novela se citan dos ciudades españolas:Toledo: nos llega la encrucijada de culturas, con meridiana intención del autor, en los vestigios de una historia compartida. Así, en Toledo viven las “Hermanas López de Castilla”: brujas en el arte de la transmutación.

Se nombra a Córdoba, capital de los Omeyas y de la civilización mundial: “cúmulo de enseñanzas en todos los campos del progreso, incluido el urbanístico” (p. 670), así como lo fue su ingeniería en la conducción de las aguas y su aprovechamiento de manantiales y correntías. Solo con citar a esta ciudad, sentimos, íntimamente, esa evocación, esa presencia del Oriente.

Me detengo aquí, estimados lectores, porque esa seducción se traslada a la escritura y a la pintura “orientalista”, incluso a nuestro vecino Marruecos, donde comienza lo “oriental”, para el público en general, por lo que hago siempre hincapié en establecer diferencia entre el “turista” –cual Sísifo: fardo su maleta– y el bagaje cultural del viajero –el bastón, ligera caña, por compañero: cuerpo y alma en el viaje.

2.- “EL MAGO FLOR” de nuestro planeta (antes SVINDEX). Aquí nos encontramos con la magia, donde existe mecanicismo y expectativa causal. Esa relación puede deberse a una lámpara que se frota o bien a otros objetos detallados en el texto (vestido, corona, collar) o la “sortija esférica” que se acaricia, se susurra o bien, con solo fijar la vista en ella: aparece el mago. Presencia que puede ocurrir en cualquier momento: transferencia corporal, instantánea de cuerpos y materia de un lugara otro, a través del espacio cósmico: “utilizando la eliminación de la percepción del paso del tiempo”, como señala XANZAX (el “Mago Supremo Galáctico”), pero: “sin indagar en los misterios, porque desentrañarlos podía echar a perder la buena estrella que viene con ellos” (p. 701).

Ah, amigas-amigos. Enorme es el poder colosal de la mente y lo que llega a generar: puede hacer ver a los demás lo creado por quien posee ensoñación, para adentrarse en ese mundo mágico y olvidar: “temores y dudas que no dejan sosegarse al ser humano, incrédulo e impaciente como es por naturaleza” (p. 107).

Y así, qué satisfacción, volverse niños, poder cabalgar, en fina alcatifa de poético dibujo geométrico y composición tornasolada, hacia un mundo de figuras arquetípicas: el sabio, el héroe, el bufón, el gobernante, para llegar al planeta “Kabir” que, en ocasiones, es alcanzado por fuerzas “extrakabirrestres”(p. 235) y carros espaciales que “akabirrizaron” (p. 175), procedentes del planeta Qalam [قلم sura 68] y de la “estrella Kaff” (p. 237) y de al-Kaff al-Khadib: la palma de la mano manchada no lejos de la estrella “Alderamin”–الذراع اليمين: “el brazo derecho”.

Debo señalar que existe, en la novela, un estudio onomástico, rama de la lexicografía: formación de nombres propios, lugares y seres vivientes.

Igualmente, un estudio astronómico: la Tierra del sistema planetario XALZIYA; los terráqueos del SOL. Sistemas planetarios vecinos: las estrellas de ALFIRK, ALKIDR, ALKURHAH. El planeta DURRA de la estrella ARRAI.

Y qué decir de la existencia de brujos, “viles adoradores de Satanás”, “cuya tierra de brujería por antonomasia es Mesopotamia” (p. 398), y que se ocultan en grutas y recovecos terrestres adquiriendo múltiples y horrendas formas, para luchar contra los magos; así como los genios malignos –yinn– de extrema violencia y pertenecientes al mundo de la brujería, llamados “sharrwes” (p. 515), inmunes a los escudos protectores de los magos.

Si en la Filosofía de Lao Tse (IV a.C.) lo absoluto está más allá de los contrarios, encuentro aquí la búsqueda aristotélica de laeudaimonía –esa felicidad en el bien supremo entre todos los que pueden realizarse–, en elLibro I de la Ética a Nicómaco.

En el texto de SaïdAlami existe una lucha dual entre el Bien y el Mal: el Yang (fuerza clara) y el Ying (fuerza oscura), lo positivo y lo negativo; los opuestos de los que brotan los fenómenos y que, en el texto, tiene superioridad el primero con virtuosas acciones y actitudes hacia el Otro, puesto que hasta:“las sonrisas se equiparan a dar limosnas” (p. 440).

Existe, también, el papel que desarrolla el Destino –Maktub: está escrito– y nuestra capacidad de aprehender o no esas señales y, por consiguiente, de interpretarlas. Porque:“El ser humano siempre es así, creyéndose dueño y señor de su mañana, cuando ni siquiera puede garantizar lo que le puede acontecer en el siguiente momento de su vida” (p. 547).

La tabla del Destino es hilo tejido por la creencia en Dios –tenido muy en cuenta en el texto–: su respeto y la asunción del destino “que Él nos haya elegido” (p. 699), puesto que así expresa el “remoto verso árabe: en lo que se tarda en parpadear, cambia Dios una situación por otra distinta” (p. 469).

3.- “Y LOS CINCO REINOS” cuyo sufijo persa –STÁN– significa “lugar de”–: SINDISTÁN, NAJMISTÁN, RUJISTÁN y NIMRISTÁN son países con sus correspondientes capitales y reyes, así como QANUNISTÁN es el sultanato de gran importancia y en el que se menciona “la ley” – قانون –. Los “cinco” se nombran con gran destreza, con el fin de tomar el hilo del relato y se detallan en un mapa, en la parte posterior de las contraguardas. Así como el “Índice” recoge los nombres de los personajes y de los lugares.

Todo ello, junto al título de los 52 capítulos y la hoja de “Colofón”, dando cuenta de fechas importantes políticas y culturales en el mundo árabe-musulmán, forman parte, asimismo, del paratexto citado anteriormente.

En la novela, que se inicia con la fecha 1294, descubro la sabiduría que me lleva de nuevo a Lao Tse y que indica cómo el ser humano llega a un laberinto de errores, donde comienza a enloquecerse por el afán de conseguir cosas o poder, y dice Alami: “poder sin cordura no traería más que catástrofes y sufrimientos” (p. 44).

De esa forma, cuanto más alejado se está de la locura del afán, tanto más nos libraremos del yo: ese pequeño yo que sostiene una Vida en el lapso de tiempo que va del Nacimiento a la Muerte, puesto que la persona no es más que la vestimenta mortal que se despierta al pasar por la vida.

Mi reflexión encuentra su eco, en las palabras de Alami: “todo es efímero y desaparece con el tiempo, por más que este se alargue” (p. 42).

El Tao enseña la flexibilidad de las fuerzas del alma y que las fuerzas internas tienen que hacerse: río calmo y vencer los obstáculos.

Dicen mis versos:

“Para no estar a oscuras/mirar la pequeñez/

Para ser fuerte/tierno mantenerse/

Porque la vida es blandura/la muerte rigidez”.

En la novela se lee: “la cólera suele ser la peor consejera” (p. 127) y “la tranquilidad en la mayoría de los casos, la llave y la clave de la salvación, mientras que el pánico suele ser la causa principal de la derrota y de la perdición” (p. 377). ¡Obra salpicada de lección moral!

En las luchas intestinas por el poder–explícitas en la novela de Saïd–, el Tao señala y enseña que es posible reconocer las fuerzas de las armas, pero estas no pueden vencer, puesto que un árbol, aunque sea fuerte, siempre puede ser podado.

Recojo de la novela: “todo poder que nace de las armas solo sirve para vencer momentáneamente y pagando un precio muy alto, pero nunca para salir beneficiado definitivamente ni para siempre” (p. 195).

Y aquí, deseo hacer mención al autor como gran estratega en el planteamiento de las batallas –que conocía por mis conversaciones con él y en su admiración de la batalla de Guadalete–. Descripciones excelentes con tropas alineadas, ataques, contraataques, escaramuzas, asaltos con hombres empuñando alfanjes y dagas, llevando arcos y aljabas en bandolera repletas de flechas y portando estandartes-pendones.

Magníficas exposiciones, casi incruentas, donde el aire lleva alaridos, aullidos y quejidos, aunados al choque frontal de armas y escudos, estallido de alabardas, desafiantes bufidos y potentes relinchos, el piafar amenazante de caballos y fuertes barritos de elefantes–todo eso he “sentido”, he “escuchado”.

Igualmente, vocablos sobre la vestimenta en la preparación para las batallas, sobre las máquinas de guerra como los almajaneques, sobre la estrategia en el camuflaje y sobre el cuerpo a cuerpo, en el ataque por sorpresa.

Si el hakawaties un contador de historias, mitos y fábulas, Alami es potente narrador y esclarecido hispanista de meticuloso trabajo, la diégesis transmite historias dinámicas, visuales, cinematográficas.

Las imágenes se me aparecían en secuencia de viñetas con sus respectivos bocadillos en diálogo: ¡una lectura para todos los públicos! Los personajes con su intriga, la política, las traiciones y, también, el Amor, cobraban vida por lo que no deseaba desasirme de ellos, hasta finalizar el texto, de 800 páginas, en mi lectura continuada.

Igualmente, en mi pensamiento y sentimiento por Palestina, cada vez más diezmada, la he visto esbozada en pasajes de los que pergeño algunos para no ser prolija:

“Se enfrentaban a un ejército que se defendía con uñas y dientes si hacía falta, pues se jugaban la suerte de su patria, su libertad, y su independencia, tres valores irrefutables de los pueblos para poder ser considerados dignos y soberanos, y no ser humillados y esclavos” (p. 751).

“La desesperación genera arrojo y coraje ya que nada ha de perder el miserable salvo su miserable vida” (p. 478). Y ante la desidia e hipocresía de los países y sus gobiernos, leo:

“Qué diferencia hay entre maltratarnos o dejar que nos maltraten. Dejar que te maltraten, pudiendo ayudarte e impedir que suceda es igualmente maltratarte” (p. 478).

La defensa del honor, contra cualquier intento de menosprecio: “No me des de beber miel estando humillado y dame de beber hiel estando mi orgullo salvaguardado” (p. 288).

En la denuncia de toda colonización –que tanto he estudiado en mis obras–, nos dice Saïd: “El ocupante siempre es altanero, porque tiene firme creencia de que los ocupados son inferiores a él, pues los ha derrotado y se ha apoderado de su país” (p. 622).

Amigas-Amigos:

Desde tiempo inmemorial, un relato podía tener dos formas de finalizar: transcurridas las pruebas, héroe y heroína se casaban o morían. El sentido último tiene dos caras: la continuidad de la Vida, la inevitabilidad de la Muerte.

En la conclusión de la novela existe el gallardete de la Felicidad –que no voy a desvelar–, donde el Amor es fuerza que transforma y mejora el Alma del Mundo que nosotros alimentamos, porque la Tierra, donde vivimos, será mejor o peor según seamos mejores o peores.

Ahí es donde radica la fuerza del Amor, porque cuando amamos: deseamos ser mejores de lo que somos para construir y no destruir, como se lamenta el mago FLOR ante AMARZAD: “Nosotros sabemos de varios planetas que terminaron siendo destruidos por la extrema irracionalidad, codicia y agresividad de los seres inteligentes que los habitaban” (p.43).

Y es que el Mundo está hecho de correspondencias, está lleno de espejos mágicos, y la ciencia de la Alquimia, que se halla en los relatos árabes y a la que hace alusión la novela, acerca al plano material la perfección espiritual y la sabiduría.

Y la importancia de los sueños, los medios que utilizamos para lograrlos, como los ha llevado a cabo Saïd Alami con esta destacada obra: galaxia de significantes, donde los códigos se perfilan hasta donde la vista:mi/nuestra imaginaciónalcance.

Así como invita/mos a ser zahorí –zuharī quien descubre lo oculto– del ingenio y buscadores del Alma Humana.

المقال عن قمرزاد والساحر فلور في رأي اليوم يناير 2022

https://www.raialyoum.com/%d8%b5%d8%af%d9%88%d8%b1-%d8%b1%d9%88%d8%a7%d9%8a%d8%a9-%d8%ae%d9%8a%d8%a7%d9%84%d9%8a%d8%a9-%d9%85%d9%84%d8%ad%d9%85%d9%8a%d8%a9-%d8%a8%d8%a7%d9%84%d8%a5%d8%b3%d8%a8%d8%a7%d9%86%d9%8a%d8%a9-%d9%84/?fbclid=IwAR3nXkNS8-DFIThy8clkBaCa26RoqM-mCX0akgA5Vb-QUBH7DmAHHbZvBBg

صدور رواية خيالية ملحمية باللغة الإسبانية للكاتب سعـيد العلمي       

 آمال الوسلاتي- مدريد-28 ديسمبر2021- صدرت في مدريد عن دار نويبا إستريّا رواية باللغة الإسبانية للكاتب الفلسطيني الإسباني سعيد العلمي بعنوان (قمرزاد والساحر فلور والممالك الخمس) في ثمانمائة صفحة من أدب الفنتازي، فـيما اعتبر أكبر عمل أدبي يصدر باللغة الإسبانية عن كاتب عربي.

والرواية التي تدور أحداثها في خمس ممالك وهمية في المشرق في القرن الثالث عشر الميلادي هي الأولى التي يكتبها سعيد العـلمي، الذي يقيم في إسبانيا منذ نحو نصف قـرن من الزمان، والذي سبق وأن نشر عددا من المجموعات القصصية والشعرية باللغة العربية وترجم روايات ومجموعات شعرية من العربية إلى الإسبانية وبالعكس، إضافة إلى كونه شاعرا باللغة بالإسبانية.

وقامت بتقديم الكتاب في حفلين مختلفين أستاذتان متقاعدتان في جامعة مدريد المستقلة مختصتان بالأدب العربي الأولى هي المستعربة الشهيرة الدكتورة كارمن رويث برافو، والثانية هي المستعربة المختصة بأدب المغرب العربي باللغة الفرنسية، الشاعرة المعروفة ليونور ميرينو جارثيّا.

وقالت الدكتورة كارمن رويث في معرض تقديمها للكتاب أمام الجمهور في قاعة  المحاضرات في المكتبة العامة إيلينا فورتون أن الأمر يتعلق "برواية رائعة يسير فيها أدب الفنتازي الملحمي جنبا إلى جنب مع السرد بشكل يستحق الإعجاب". وأضافت "إنها رواية  أثارت دهشتي لجودتها الأدبية".

أما الأستاذة والشاعرة ليونور ميرينو جارثيا فقالت في سياق تقديمها لدراسة عن هذه الرواية الملحمية في قاعة السفراء في مؤسسة البيت العربي التابعة لوزارة الخارجية الإسبانية: "سعـيد العلمي قاصٌ مقتدر، وشخصيا لم أستغرب من وجودي أمام هذه الرواية لأننني أعرف أنه قاص كبير". وعن الرواية قالت ليونور ميرينو:"إنها رواية ناتجة عن المقدرة العظيمة للخيال الجبار وما يمكن أن ينبثق منه".

ومن جهته، قال المؤلف، سعيد العلمي، في معرض رده على عدة أسئلة، طرحت عليه في سياقيّ حفليّ التقديم، عما إذا كانت روايته شبيهة بروايات خيالية ملحمية أخرى شهيرة، مثل  البريطانية "هاري بوتير" والأمريكيتين "سيد الخواتم"  و"أغنية الجليد والنار": " أؤكد لكم أن روايتي لا تشبه أية رواية أخرى من أدب الفنتازي نشرت من قبل، إنها رواية فريدة من نوعها".

وتدور أحداث الرواية، التي تتألف من 52 فصلا، في القرن الثالث عشر في خمس ممالك وهمية تقع في حيز جغرافي شبيه  بالمنطقة المشمولة من الهند شرقا إلى تركيا غربا. وتواجه إحدى هذه الممالك وهي "قانونستان" تهديدا باحتلالها من طرف تحالف مؤلف من ثلاث ممالك متاخمة لها، بينما تقف مملكة أخرى في صف قانونستان. وبواسطة الساحر فلور، كبير سحرة كوكب الأرض، تتلقى الإبنة الوحيدة لسلطان قانونستان، وهي الأميرة قمرزاد، وعمرها 14 سنة، قوى خارقة من رابطة سحرة  الخير في مجرة درب اللبانة، ومقرها كوكب "كبير" التابع لنجم الذراع اليمين. وفي نفس الوقت تدور حرب  بلا هوادة في الأرض بين سحرة الخير بقيادة الساحر فلور الحليف لقانونستان، وسحرة الشر بقيادة الساحرة كتازيا المأجورة للحلف الثلاثي العدواني. وتشهد الرواية عبر فصولها تنافس أميريْن من مملكتيْن وفارس مقاتل من قانونستان على حب الأميرة قمرزاد.

وسعيد العلمي صحفي وكاتب وشاعر ومترجم  تخرج من كلية الإعلام في جامعة مدريد المركزية وعمل في إذاعة إسبانيا الوطنية باللغة الإسبانية التابعة للدولة منذ تخرجه حنى تقاعده. وعمل في نفس الوقت وعلى مر السنين مراسلا لعدد من أكبر وسائل الإعلام العربية لاسيما وكالة الأنباء الكويتية وتلفزيون إم بي سي.

ومن أعماله الأدبية " المؤتمر" و " مريم" وهما مجموعتان قصصيتان، و "سنابل الحياة" و   "سنابل الندى" و "سنابل الشرر" وهي مجموعات شعرية. وترجم إلى الإسبانية رواية "حارة النصارى" للكاتب الفلسطيني الراحل نبيل خوري، و "بلاي الرومي" للكاتب اللبناني الراحل "سيمون حايك". كما ترجم من الإسبانية إلى العربية ديوان الشاعرة ليونور ميرينو "نفحة الحياة، أديم الأرض"، وديوان الشاعرة فيكتوريا كارو بيرنال  "أرض حبيبة، روح الكمال". وشارك الكاتب في تأليف عدد من الكتب باللغة الإسبانية مع كتاب آخرين  ونشر قصائده المكتوبة باللغة الإسبانية في مجموعات شعرية جماعية  وشارك في العديد من المهرجانات الشعرية في إسبانيا. كما نشرسعيد العلمي العشرات من المقالات حول قضايا العالم العربي –لاسيما القضية الفلسطينية- في وسائل الإعلام  الإسبانية  المطبوعة والألكترونية على مر السنين.

وقالت المستعربة الكبيرة كارمن رويث برافو أن سعيد العلمي دخل بروايته ( قمر زاد والساحر فلور والممالك الخمس)  الأدب 

.الإسباني ليشغل فيه مكانة دائمة

     مقال الدكتورعبد الهادي سعدون عن رواية (قمرزاد والساحر فلور والممالك الخمس) في العدد 40  من 

مجلة الناشر (الشارقة) في الأول فبراير 2022 

https://xsi.sibf.com/Content/Uploads/Downloads/1_0cbec322648b4298a54544b2d6b345.pdf           


POESÍA

RELATOS de Saïd Alami

La Voz Árabe-Hispana

Artículos de archivo, de Saïd Alami

POESÍA 1

POESÍA 2

POESÍA Traducida

Temas Poéticos

Relatos de Saiid Alami 1

Relatos de Saiid Alami 2



ARTÍCULOS (ARCHIVO 1)

ARTÍCULOS (ARCHIVO 2)

ARTÍCULOS (ARCHIVO 3)

ARTÍCULOS (ARCHIVO 4)

POEMAS escritos en castellano:

El bebé de Palestina

El Refugiado

CARTA DE JERUSALÉN A TRUMP

Ojalá…Inshala

AL Ándalus

GÉNESIS de la INTIFADA

RIELVES

En distintas orillas

AMANSAR A LAS OLAS

ALEGATO POR PALESTINA

A Miguel Hernández

Saïd Alami


POEMAS traducidos del árabe:

No Emigres

CARTA DE UN EXPATRIADO

Hugo Chávez (poema de Saiid Alami)

NO SOY DE OTRO PLANETA (traducido del arabe)

EL VIAJE DE LA VIDA (traducido del árabe)

EL MÁRTIR Abderrahim Mahmud

¡RESISTE, MI PUEBLO! ¡RESÍSTELOS!

Transeúntes por palabras transitorias

Los Pavos Reals Árabes

ÁRABE

Del hijo expatriado a su madre

IBRAHIM TUQAN, el Gran Poeta Palestino

Abderrahim Mahmud, el poeta palestino combatiente

RELATOS de Saïd Alami:

ALGUNAS MENCIONES DE LA VERSIÓN EN CASTELLANO DE (EL BARRIO CRISTIANO), DE NABIL JURI (KHURI)

LA ASAMBLEA

un relato de SaId Alami


EL SILENCIO

Un relato de Saïd Alami


LA PANDILLA DE LA DECEPCIÓN

Un relato de Saïd Alami


EL HORIZONTE ESTE

Un relato de Saïd Alami


LA MORERA

Un relato de Saïd Alami


Artículo acádemico sobre la versión española de El Barrio Cristiano, de Nabil Juri, novela traducida del árabe por Saiid Alami

LA TARDE

Un relato de Saïd Alami


MARIAM

Un relato de Saïd Alami


LA MUCHACHA DE LIVERPOOL

Un relato de Saïd Alami


TÉ O CAFÉ

Un relato de Saïd Alami


HALIMA

Un relato de Saïd Alami


DOS NOCHES CON MALIKA

Un relato de Saïd Alami


EL RUBIO

Un relato de Saïd Alami


AMARZAD, EL MAGO FLOR Y LOS CINCO REINOS

Entrega 18


AMARZAD, EL MAGO FLOR Y LOS CINCO REINOS

Entrega 19


AMARZAD, EL MAGO FLOR Y LOS CINCO REINOS

Entrega 54


AMARZAD, EL MAGO FLOR Y LOS CINCO REINOS

Entrega 55


AMARZAD, EL MAGO FLOR Y LOS CINCO REINOS

Entrega 56


AMARZAD, EL MAGO FLOR Y LOS CINCO REINOS

Entrega 57


AMARZAD, EL MAGO FLOR Y LOS CINCO REINOS

Entrega 58


AMARZAD, EL MAGO FLOR Y LOS CINCO REINOS

Entrega 59


AMARZAD, EL MAGO FLOR Y LOS CINCO REINOS

Entrega 60


AMARZAD, EL MAGO FLOR Y LOS CINCO REINOS

Entrega 61


AMARZAD, EL MAGO FLOR Y LOS CINCO REINOS

Entrega 62


AMARZAD, EL MAGO FLOR Y LOS CINCO REINOS

Entrega 63


AMARZAD, EL MAGO FLOR Y LOS CINCO REINOS

Entrega 64


La última matanza israelí en Palestina, una nueva y enésima Nakba.(15 mayo 2023)

¿Y SI LA AVIACIÓN RUSA MATA A 6 GENERALES UCRANIANOS, JUNTO A SUS FAMILIAS, MIENTRAS DUERMEN EN SUS CASAS, A MEDIA NOCHE, EN KIEV?


Los Goebbels de Occidente y el triánglo sionista de la guerra de Ucrania

MÁS MENTIRAS ISRAELÍES QUEDAN AL DESCUBIERTO

LA PEOR GENTUZA DEL PLANETA, LA MÁS DESPRECIABLE Y PERVERSA.

ARTÍCULOS de ARCHIVO:

ARAFAT...LA CRÓNICA DE UNA DESAPARICIÓN ANUNCIADA mayo 2002

PALESTINA...EL HOLOCAUSTO QUE NO CESA

LA CRUZADA MEDIÁTICA ISRAELÍ DE BUSH CONTRA LA NACIÓN ARABE

Sí…Israel asesinó a John.F.Kennedy



Cronologia de la Cuestion Palestina

La Autoridad Nacional Palestina que los palestinos nunca han elegido

Benjamin Clinton

¿Con que nuevos crímenes contra la Humanidad amenazan los judíos de Israel?

Oriente Próximo: La Catástrofe que se Avecina

Una Tira de Cómic… eso es el Libro de Texto de Bush

LA ESCLAVITUD DE TODO UN PUEBLO: EL PALESTINO

El Bósforo....ese océano

¿CRIMINALES PARTICIPANDO EN EUROVISIÓN?

Günter Grass: Israel, potencia nuclear pone en peligro una paz mundial ya de por sí quebradiza

ISRAEL, A SUS 60 AÑOS, NO EXISTE

LOS SUEÑOS DE GRANDEZA DE ISRAEL, AYER Y HOY

LA TRIPLE MATANZA DE LYDDA

Verdades sobre la guerra de espías israelo-árabe

Cazabombarderos F-16 Israelíes Contra Fármacos Palestinos

IRAK:EL SIONISMO ANIQUILADOR

Legitimidad y falsedad de los retornos palestino y judío





La COPE o Como Combinar Inquisición y Mossad

Nombre: Martín Prieto…profesión: falsificador

Archivo artículos sobre la Primavera Árabe:

¿ES EXPORTABLE El CASO TUNECINO A OTROS PAÍSES ÁRABES?

EGIPTO: MUBARAK SE DESPIDE CON UN BAÑO DE SANGRE 2011

EGIPTO:!¿ HACÍA UN NUEVO 14 DE JULIO DE 1789 EN EL CAIRO?! (13febrero2011)

EGIPTO: UN PUEBLO CIVILIZADO Y UN RÉGIMEN GAMBERRO 2011

DEJE AQUÍ SU COMENTARIO    (VER COMENTARIOS)

COMPARTIR EN:

Todos los derechos reservados كافة الحقوق محفوظة - Editor: Saïd Alami محرر الـموقـع: سـعـيـد العـَـلـمي
E-mail: said@saidalami.com