Oriente Próximo: La Catástrofe que se Avecina

Oriente Próximo: La Catástrofe que se Avecina

موقع الصحفي والأديب سعيد العلمي |
ALBUM DE FOTOS | LIBRO DE VISITAS | CONTACTO |
 
 

LA VOZ ÁRABE-HISPANA الصوت العربي الإسباني
موقع الكاتب والصحفي سعيد العلمي
WEB del escitor y periodista Saiid Alami

وجوديات
وجدانيات
القصيدة الوطنية والسياسية
قصص سعيد العلمي
الصوت العربي الإسباني
POESÍA
RELATOS
La Voz Árabe-Hispana
ARTÍCULOS ARCHIVO

said@saidalami.com

 

ARTÍCULOS (ARCHIVO 1)

Oriente Próximo: La Catástrofe que se Avecina

Oriente Próximo: La Catástrofe que se Avecina

 

Por Said Alami

 

Shlomo Ben Ami, el clon de  Simón Peres en el laborismo israelí (que a su vez no es más que la traducción a otro idioma político del mismo pensamiento de la ultraderecha sionista representada por el Likud, el Shass y de tantas otras bandas terroristas camufladas en forma de partidos políticos en Israel) acaba de hacer nuevas y enésimas declaraciones en Madrid.

 

En esta ciudad, el tangerino Ben Ami,  está  formando, según numerosos testimonios y constataciones, una auténtica escuela de seguidores incondicionales en las filas de la clase gobernante y política española, cumpliendo con el papel que le asignó el general Ariel Sharon al encargarle de acercar al sionismo a cuantos políticos españoles como pueda, y de confundir a la sociedad española en general, mediante sus frecuentes visitas y prolongadas estancias en España, y a través de sus libros, escritos, conferencias y declaraciones, que contienen un sinfín de mensajes contradictorios acerca de a cuestión palestina .

 

No había más que echar un vistazo a las decenas de personalidades sentadas en la primera y segunda fila en el salón de actos de la Casa de América, en Madrid, el 8 de abril, empapándose de las ideas vertidas en una de sus conferencias, para entender lo significativo del fenómeno Ben Ami en España. Este “zorro político” de que está intentando formar "células" prosionistas entre estas personalidades tan metidas en el Gobierno y entre las clases dirigentes de algunos partidos políticos de este país.

 

Reconozco que allá por 1994, cuando conversé con él por primera vez, en la Universidad de Alcalá de Henares, durante un descanso entre sesiones de una conferencia internacional sobre las erróneamente llamadas Tres Culturas, me pareció un intelectual de verdad, y por lo tanto, un hombre de paz. Esta imagen que conservé de él varios años, en los que seguía sus declaraciones y escritos, me resultó ridícula, con el estallido de la actual Intifada, cuando él desempeñaba el cargo de ministro de Seguridad Interior, y era entonces el encargado de dar las ordenes a la llamada policía de fronteras, para que dispare contra los manifestantes palestinos. Nombrado por Ehud Barak ministro de Exteriores interino, su lenguaje adoptó el típico formato sionista: engañoso y muy incongruente.

 

En la actualidad, y por disposición personal de Sharon tenemos al tangerino Shlomo Ben Ami, laborista e hispano-francoparlante, en España... Benjamin Netanyahu, ultraderechista y angloparlante, en Estados Unidos... y así. 

 

Sin embargo, Madrid no es, y nunca será, Washington para la mafia sionista-israelí, por muy astuta y cínica que está demostrando ser.  Y, aunque algunas personalidades y periodistas españoles caigan en sus garras, estos siempre serán minoría.

 

Fíjese el lector en lenguaje de Shlomo Ben Ami, expresado en sus últimas comparecencias y entrevistas en España, del pasado mes de abril. Y recogido al detalle por el programa "siete días" emitido el pasado día 1 de mayo por las emisoras de Radio Nacional de España. Es el siguiente:

El pueblo palestino tiene que tener su Estado... Israel no tiene derecho a dominar, humillar  y a controlar a otro pueblo...(hasta aquí muy astuto, haciendo masaje mental al receptor español, bastante propalestino)...pero...según la argumentación de Ben Ami, los palestinos por su lado se equivocan y fracasan, porque en vez de aceptar una solución exigen que se les haga justicia. Ben Ami dice que los palestinos exigen justicia, y son incapaces de aceptar una solución,.... y mientras los palestinos no acepten una solución e insistan en pedir justicia no harán más de ir de mal en peor.

 

Este es el argumento inmoral y puramente sionista que Shlomo Ben Ami vino a difundir en España (actual presidente de turno de la UE)  y en otros países europeos, al mismo tiempo en el que los tanques, helicópteros artillados, blindados y misiles de Sharon se afanaban en convertir a tantas y tantas localidades y campos de refugiados  palestinos en ruinas, asesinando a más de un millar de palestinos en menos de un mes, provocando miles de heridos y dejando a decenas de miles sin hogar.

 

Shlomo Ben Ami nunca dice abiertamente que Sharon ha hecho bien en Jenin, Nablus, Ramala, Tulkarem, Qalquilya, Hebrón, etc., en absoluto. No sería ni sionista ni astuto si lo hiciera. Lo que vino a decirles a los españoles, dando un largo rodeo argumental,  es que los palestinos  lo tienen merecido.

 

Tal es la inmoralidad de el Sionismo y de Israel, que para ellos, pedir justicia es absurdo, lo que hay que aceptar es una solución, que puede ser la "solución final" que Sharon, Peres, Netanyahu y Ben Ami, ansian y preparan para el pueblo palestino, con el apoyo incondicional de la Casa Blanca y del Congreso de EEUU, donde la inmoralidad tiene su santuario y sus hombres, llámense estos George W. Bush,  Bill Clinton, o Colin Powell.

 

Hoy día los gobernantes y políticos estadounidenses e israelíes no tienen necesidad alguna de ocultar su inmoralidad, pues han llegado a tal grado de borrachera de poder sin límites, al sentir que tienen bajo sus botas a  toda la Unión Europea, Rusia y el mundo árabe, que ya no les queda una sola gota de vergüenza. Hasta tal punto son así las cosas, que Shlomo Ben Ami viene a Madrid a repetir las mismas frases que Netanyahu ha repetía, al mismo tiempo, en su gira por Estados Unidos, realizada también en el pasado mes de abril y que, igualmente, le ha sido encargada personalmente por Sharon.

 

 "Adiós a la Justicia, la justicia somos nosotros", este es el nuevo argumento Bush-Sharon, el mismo argumento utilizado por los criminales desde que el mundo es mundo, y con el que no se necesita ninguna explicación puesto que cualquier pretexto sería válido, por muy absurdo que resulte a ojos del resto del mundo.

 

El 11 de Septiembre

 

Pero, mucho cuidado, pues estamos asistiendo al inicio de una dinámica nueva en la política israelo-americana en lo que a la cuestión palestina, al mundo árabe y al Islam se refiere. Todas esas promesas, reiteradas hasta la saciedad,  que lanzaba Bush incansablemente, a raíz de los atentados del pasado 11 de septiembre, de que su "guerra contra el terrorismo" no iba contra el Islam ni contra los árabes, han resultado ser, como lo dijo el presidente de Egipto, Mubarak, en su discurso del pasado 1 de mayo, todo lo contrario.

 

Todo lo acontecido el 11 de septiembre, no ha pasado de ser, tal como señalamos en estas páginas más de una vez, una grandísima farsa, perfectamente diseñada y ejecutada por la CIA y el FBI, al más puro estilo estadounidense, y sólo estadounidense, de Holywood, no tenía otro objetivo...ningún otro...que agredir al mundo árabe, al Islam y en particular, a Palestina.

 

En otras palabras, la gigantesca farsa del 11 de septiembre, de la que nadie nunca ha visto una sola prueba fehaciente que confirme las versiones ofrecidas por la Administración de EEUU, ha tenido por objetivo único beneficiar a Israel y servir los intereses del Sionismo mundial, puesto que el mundo árabe, el Islam y los palestinos no suponen, ni han supuesto nunca, amenaza alguna para Estados Unidos, sino para Israel y para los planes del Sionismo en el mundo árabe.

Los acontecimientos de marzo y abril pasados, con los tanques israelíes arrasando las localidades y los campamentos de refugiados palestinos, tal como hemos vaticinado desde que Bush habló de su famosa "guerra", en octubre, vienen a confirmar que Israel es el único beneficiario de los atentados del 11 de septiembre, nadie más.

Las resoluciones adoptadas por  las dos Cámaras del Congreso estadounidnese, el ......de mayo, ofreciendo su apoyo incondicional a Israel y alegando que "Israel, como EEUU, está embarcado en una (guerra contra el terrorismo)", no hace más que rubricar definitivamente que estamos ante la ya desvergonzada lógica de los asesinos y mafiosos, al sentirse borrachos de poder, esa que utilizan sin rubor alguno Netanyahu y Shlomo Ben Ami. Ahora ya no les importa en el Congreso de EEUU que el mundo sepa que eso de la "guerra contra el terrorismo" que proclamó Bush tras el 11 de septiembre, fue diseñada en realidad para servir a Israel.


La gran catástrofe

 

Repito,  mucho cuidado, ya que estamos tan sólo el principio de un complot de dimensiones fabulosas contra los palestinos y los árabes en general. Entrar en la dinámica de la desvergüenza y el cinismo absoluto a la hora de justificar todos y cada uno de los crímenes de Israel, tanto por la cúpula gobernante en Estados Unidos, como lo es la Casa Blanca y el Congreso, como por los propios israelíes, ultraderechistas como Sharon y Netanyahu o laboristas como Peres y Ben Ami, tiene en realidad un objetivo, preparar al mundo para el siguiente capítulo de crímenes israelíes,  que sería la expulsión de  los palestinos de la Cisjordania y la creación en Gaza de un micro-estado palestino, que estaría controlado por Israel.

 

Después de esta catástrofe anunciada, seguramente que habrá más capítulos dirigidos contra países árabes donde probablemente habrá un terremoto social y político que resultará de la expulsión masiva de los palestinos a los países vecinos, lo que abrirá la puerta del infierno en la región.

     Si Washington, su Casa Blanca, su Congreso y sus medios de comunicación han tenido hasta ahora la suficiente, persistente y demostrada inmoralidad de apoyar, financiar, y justificar ante la comunidad internacional los espantosos crímenes de Israel, su sistemática violación de la legalidad internacional y su desprecio a la ONU, a la UE y a la propia Washington, y ante la pasmosa pasividad de la UE y el vergonzoso bloqueo de los Gobiernos árabes, nada ni nadie impedirá que Bush y Sharon sigan adelante con el plan sionista de perpetuar el control de Israel sobre el territorio palestino de Cisjordania, mediante la expulsión masiva de sus dueños legítimos.

                                                                                                                                                                                                                                                                     

Esto no supondría ninguna novedad, sino que sería una repetición de los sucedido en 1948, con la el agravante de que Israel en esta ocasión no sólo tendría  la complicidad y el apoyo de Londres, como los tuvo hace 54, sino también los de EEUU.

 

Se tratará, sencillamente, de una fase más del proyecto de construcción del Gran Israel, cuyos territorios se extienden, según los textos sionistas y la bandera del propio Israel, del Eufrates hasta el Nilo.

 

Para la mentalidad profundamente racista de Israel, convertir en nuevos refugiados a los palestinos de Cisjordania, ya no es más que un mero trámite, y será llevado a cabo después del fracaso de la próxima Conferencia internacional sobre el conflicto, que ya ha sido anunciada por Bush, con apoyo de los otros tres actores del llamado "cuarteto", la UE, Rusia y la ONU, que en realidad no pasan de ser meros comparsas, tal como vienen demostrando, vergonzosamente para ellos, en relación con Oriente Próximo, siempre obedientes al dictado sionista-israelo-americano.

 

Aparentemente, todos los factores de este gigantesco complot contra la nación árabe en general y contra Palestina en particular están ya resueltos a ojos de Israel, EEUU, UE y Rusia, de modo que los tres últimos “dejarán hacer” a Israel, sin molestarlo excepto en lo estrictamente imprescindible cara a sus propios pueblos, ayudados en esta tarea por una fabulosa operación de propaganda sionista-estdounidense a favor de Israel y siempre justificando sus crímenes.

 

Sin embargo, hay un factor decisivo que está siendo ignorado por el este último cuarteto (EEUU, UE, Rusia y ONU) y que puede convertir en un gran fracaso todos estos planes de Israel y EEUU.

Se trata de los pueblos árabes e islámicos, que de hecho ya han empezado a hacer oír su voz. Tanto la UE como Rusia, cegados por la propaganda sionista y las presiones de EEUU, son incapaces de ver los tremendos peligros que Israel está provocando, y puede provocar en los próximos meses y años, para la paz mundial.

 

Efectivamente, una catástrofe de dimensiones trágicas para la Humanidad puede que se esté fraguando ahora en Oriente Próximo, a causa de la locura del sionismo y de su brazo armado llamado Israel. No hay que olvidar que Israel posee, según estimaciones del año 1996, alrededor de 150 bombas atómicas. Israel, un país sin Constitución ni fronteras reconocidas por el propio Estado, jamás ha permitido ninguna inspección internacional en sus instalaciones atómicas y siempre rechazó la firma del Tratado de No proliferación de Armas Nucleares.

 

¿Hasta cuando seguirá la UE y Rusia sometidos a EEUU?, cuando ya está más que demostrado ante los ojos de todo el mundo que la superpotencia mundial no es libre, y que su Administración y su poder legislativo se encuentran totalmente sometidos al poder del Sionismo, que es un poder cuyos intereses no coinciden, en absoluto, con los de EEUU, UE y Rusia, al contrario, los perjudica gravemente.

Abril 2002

DEJE AQUÍ SU COMENTARIO    (VER COMENTARIOS)


COMPARTIR EN:

Todos los derechos reservados كافة الحقوق محفوظة - Editor: Saiid Alami محرر الـموقـع: سـعـيـد العـَـلـمي
said@saidalami.com
E-mail: said@saidalami.com