Homenajear al verdugo

Saiid Alami

La propaganda israelí, que todos sabemos que es diseñada por el Mossad y ejecutada en el e..." /> Homenajear al verdugo


Homenajear al verdugo

موقع الصحفي والأديب سعيد العلمي |
ALBUM DE FOTOS | LIBRO DE VISITAS | CONTACTO |
 
 

LA VOZ ÁRABE-HISPANA الصوت العربي الإسباني
موقع الكاتب والصحفي سعيد العلمي
WEB del escitor y periodista Saiid Alami

وجوديات
وجدانيات
القصيدة الوطنية والسياسية
قصص سعيد العلمي
الصوت العربي الإسباني
POESÍA
RELATOS
La Voz Árabe-Hispana
ARTÍCULOS ARCHIVO

said@saidalami.com

 

Homenajear al verdugo

Saiid Alami

La propaganda israelí, que todos sabemos que es diseñada por el Mossad y ejecutada en el exterior por sus agentes y por los lobbies judíos y sionistas, señala a Jordania acusándola de no permitir a los judíos, antes de 1967, acceder al llamado Muro de las Lamentaciones (el islámico Muro de Al-Buraq ) para rezar. Tergiversación y falsificación han sido siempre las señas de identidad más características de la imagen que Israel proyecta hacía el exterior de sí misma y de sus vecinos árabes. Pues las cosas no fueron así durante el período en que Jerusalén pertenecía a Jordania. Cualquier judío, procedente de cualquier parte del mundo, podía trasladarse a Jerusalén y al resto de Jordania, antes de 1967, en su calidad de ciudadanos de otros países (estadounidenses, argentinos, polacos, etc.) pero ningún portador de pasaporte israelí podía hacerlo, ni siquiera los árabes israelíes, lo cual era lógico, dado que Jordania e Israel estaban formalmente en guerra desde la tregua de 1948. Israel tampoco permitía la entrada de ningún portador de pasaporte jordano o de cualquier país árabe, para rezar, por ejemplo, en las iglesias de Nazaret o las mezquitas de San Juan de Acre. En la actualidad, sin ir más lejos, Israel está impidiendo a los palestinos rezar en la mezquita de Al-Aqsa, en Jerusalén, tratándose de palestinos de los territorios ocupados por Israel, que están en su propio país. Por supuesto que las autoridades israelíes prohiben hoy día la entrada en Israel y en los territorios ocupados a los ciudadanos de países árabes que no reconocen diplomáicamente a Tel Aviv y por descontado que con ello les prohíben rezar en las mezquitas e Iglesias de Jerusalén Este y de toda Palestina.

؟Más falacias israelíes?. La prensa occidental se está inundando de ellas. Como, por ejemplo la referente a que los palestinos no aceptaron en su día el plan de la ONU de partición de Palestina del 29 de noviembre de 1947. ؟ Es que olvida la opinión pública occidental que Palestina era entonces una más de las colonias británicas en el mundo árabe?. ؟ Como podían entonces los palestinos aceptar o rechazar nada, máxime cuando sabemos que Londres había prometido a los judíos, treinta años antes, en la Declaración Balfour de 1917, entregarles a Palestina. Tampoco nadie en 1917 les pidió a los palestinos su opinión. El plan británico de entregar Palestina a los judíoos era mucho más antiguo que el plan de partición y estaba siendo minuciosamente ejecutado, mano a mano con las organizaciones terroristas judías.

En cuanto al tan cacareado ataque que, según los israelíes, cinco ejércitos árabes lanzaron contra Israel nada más proclamar su “independencia”, cada vez que se menciona esta señalada falacia los árabes no pueden más que reirse amargamente de tanta majadería que repite hasta la saciedad la prensa occidental al servicio de Israel. ؟ Pero de que ejércitos hablan esos propagandistas de Israel?. Todos los países árabes limítrofes con Palestina, además de Irak, corrían la misma suerte que esta. Eran colonias británicas (Jordania, Egipto, Irak) o recién independizadas del colonialismo francés (Siria y Líbano) y sus haraposos ejércitos, prácticamente insignificantes, eran en su mayoría comandados por militares ingleses en todos los niveles de mando superior. Así, aquel “ataque” árabe no pasaba de ser una farsa organizada para aplacar las iras de los pueblos árabes que veían impotentes como los europeos- judيos usurpaban Palestina. En cambio, el recién formado ejército israelي por los terroristas de Stern, Irgun, Hagana y otras organizaciones armadas, había sido largamente preparado para aquella ocasión y disponía de grandes cantidades armamento moderno, incluida aviación, cedidas por los británicos y otras potencias europeas. El armamento israelí era, por consiguiente, muy superior al de los árabes. A este respecto, es muy conocido el caso de los fusiles del Ejército egipcio enviado al frente en 1948, que cuando el soldado disparaba le provocaban a él mismo heridas graves o la muerte. Aquellas “armas fraudulentas” han sido tema frecuente desde entonces en la literatura, el arte y el cancionero egipcios.

LOS JUDÍOS y JERUSALÉN A LO LARGO DE LOS ÚLTIMOS 20 SIGLOS

De estos hechos documentados no se ve una sola palabra en la prensa occidental tan entregada ella a santificar a Israel. A estos propagandistas del sionismo, como son Grossman, Wiesel, etc. habría también que preguntarles, cuando a través de la prensa occidental derraman tantas lagrimas de cocodrilo por Jerusalén ؟que es lo que han sacrificado los judíos de Europa por Jerusalén a lo largo del los últimos veinte siglos?. Por ejemplo cuando cientos de miles de palestinos, árabes, kurdos y beréberes, musulmanes y cristianos, venidos de muchas países del mundo islámico, sacrificaban sus vida para defender la Al Quds (LA SANTA), en las Cruzadas, desde 1096 hasta la recuperación final de la ciudad en 1254. ؟Quién de los judíos europeos se interesó entonces lo más mínimo por Jerusalén o se acordaba de ella?. ؟A que viene ahora tanto amor repentino por Jerusalén? ؟No será porque Estados Unidos les garantiza la total superioridad militar sobre los árabes convirtiendo su presencia en Oriente Medio en mera invasión y colonización extranjera armada?.

Por lo tanto ؟cuantos judíos de origen europeo y americano quedarían a vivir en Israel si se les despojara de todos sus actuales privilegios militares y económicos sobre los palestinos, pasando a vivir en igualdad de condiciones con los palestinos y con todos los pueblos de la región?.

Creo, como lo creen la mayoría de palestinos y árabes, que en este hipotético caso, esos judíos “retornarían”, y esta vez sería con razón, a sus países de origen. ؟Será por eso que Israel no quiere la paz y hace todo lo posible para obstaculizarla?. Recordemos que los franceses, antes de 1962, consideraban a Argelia parte inseparable de su territorio. Argelia estuvo 135 años bajo el colonialismo francés y había casi dos millones de franceses viviendo en Argelia, donde la mayoría de ellos habían nacido. Cuando Argelia consiguió su independencia, nadie tocó a esos franceses, que decían amar Argelia hasta el infinito. Pero al haber perdido estos sus privilegios militares y económicos, que les habían permitido anteriormente tratar a los argelinos como a esclavos, se fueron marchando uno a uno, hasta que no quedó de ellos excepto una pequenísima minoría. Lo mismo harán esos europeos americanos judíos si un día pierden sus privilegios.

Gracias a esta constante falsificación de la verdad ante los ojos occidentales, los palestinos, además de sufrir nuestro interminable holocausto a manos de Israel, somos tratados por los medios estadounidenses, y por ende por los europeos, como si fuéramos los culpables, mientras que a nuestro verdugo se le homenajea, en una injusticia sin precedentes , pues, en otros conflictos de invasiَn y de colonialismo, siempre se ha sabido quien es la victima y quien es el verdugo y siempre se le ha castigado o, al menos, se le ha marginado, al verdugo, excepto en lo tocante a Palestina donde se le premia al verdugo gracias a sus fabulosos medios propagandisticos.

Si Israel quiere realmente la paz con los palestinos y demás pueblos árabes tiene el camino delante de ella expedito. Los palestinos estamos deseosos de firmar la paz y los demás países árabes están esperando que esto ocurra para acoger a Israel como un miembro más de los componentes de la región, prestos a enterrar para siempre decenas de años de guerra.

Nunca los musulmanes han tenido conflicto alguno con los judíos de cualquier parte del mundo, hasta que apareció el sionismo europeo y su absurdo proyecto de crear un Estado foráneo para los judíos en el corazón mismo del mundo árabe. La solución para la paz sería, y no hay otra alternativa, que Israel acepte plenamente la legalidad internacional y cumpla, cuanto más tarde peor, las resoluciones 242, 338 y 194 del Consejo de Seguridad de la ONU, retirándose de todos los territorios árabes que ocupa desde 1967, incluido Jerusalén Este, eliminando los asentamientos judíos de Cisjordania y Gaza, y permitiendo el regreso a aquellos refugiados palestinos (de 1948) que deseen hacerlo. Sólo en esta solución, exigida por la comunidad internacional, se encuentra el fin del conflicto que sacude Oriente Próximo desde los albores del siglo XX y la propia supervivencia del Estado de Israel.

DEJE AQUÍ SU COMENTARIO    (VER COMENTARIOS)



Todos los derechos reservados كافة الحقوق محفوظة - Editor: Saiid Alami محرر الـموقـع: سـعـيـد العـَـلـمي
said@saidalami.com
E-mail: said@saidalami.com