http://www.arabehispano.net/t3/index2.asp?pg1=9&pg2=1&pg3=8
WWW.ARABEHISPANO.NET المـوقـع الـعـربي الإسـباني
موقع الصحفي والأديب سعيد العلمي | ALBUM DE FOTOS | CONTACTO
ARTÍCULOS (ARCHIVO 1)
ARTÍCULOS (ARCHIVO 1)
ARTÍCULOS (ARCHIVO 2)
ARTÍCULOS (ARCHIVO 3)
ARTÍCULOS (ARCHIVO 4)

ARAFAT...LA CRÓNICA DE UNA DESAPARICIÓN ANUNCIADA
el holocausto que no cesa
LA CRUZADA MEDIÁTICA ISRAELÍ DE BUSH CONTRA LA NACIÓN ARABE
Israel asesino a J.F.Kennedy
PALESTINA: - FOTOGRAFÍAS DE SU CAPITAL ETERNA, JERUSALÉN
Cronologia de la Cuestion Palestina
La Autoridad Nacional Palestina que los palestinos nunca han elegido
Benjamin Clinton
¿Con que nuevos crímenes contra la Humanidad amenazan los judíos de Israel?
Oriente Próximo: La Catástrofe que se Avecina
EL COBARDE EJÉRCITO DE ISRAEL y LOS CERDOS
Una tira de cómic... eso es el libro de texto de Bush
LA ESCLAVITUD DE TODO UN PUEBLO: EL PALESTINO

 Benjamin Clinton

Saiid Alami

 

Con las reuniones celebradas el martes en Washington por el presidente de Estados Unidos, Bill Clinton y el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha quedado todo claro para los árabes, particularmente para el pueblo palestino y su fracasada dirección política: nada ha cambiado en la Casa Blanca...su inquilino sigue siendo tan israelí como el primer ministro de Israel... o, en el mejor caso, tan sometido a la voluntad  del lobby judío y  tan prisionero del voto judío como lo fueron la inmensa mayoría de sus predecesores en el cargo. Así, y con razón, a Clinton se le empieza a llamar en la prensa del mundo árabe: Benjamin Clinton, en referencia a Benjamin Netanyahu.

 

Veamos las declaraciones de uno de los negociadores palestinos en el maloliente proceso de paz árabe-israelí, o sea, un miembro de la dirección palestina: Hasan Usfur. En una entrevista publicada  ayer jueves en el diario palestinos Al-Ayam, Usfur decía textualmente: “la Administración del presidente Clinton no cesa en  practicar el engaño con el pueblo palestino y sigue fiel a su compló con Israel  en contra de los intereses palestinos”.

 

Sobre las reuniones celebradas por Clinton esta semana con Netanyahu y Arafat, por separado, en Washington, Usfur no pudo ser más explícito: “la Administración americana está siempre ofreciendo nuevas promesas a los palestinos, como sucedió en el pasado mes de julio, cuando en realidad no pasaba de cumplir su papel de engaño político previamente planeado, que lleva a cabo mediante una serie de reuniones distanciadas que no significan nada”.

 

Este negociador palestino acusa al Gobierno estadounidense de haber abandonado todos sus compromisos adquiridos en los acuerdos de paz que se han firmado entre Israel y la OLP, en Washington y  bajo su patrocinio, y que llevan también las firmas de los representantes de las principales potencias del mundo, lo que los confiere carácter internacional.

 

En esta línea viene el anuncio de Washington sobre el único resultado obtenido en las dos entrevistas Clinton-Netanyahu del martes: dosificar el repliegue militar israelí en la Cisjordania ocupada que, de llevarlo a cabo, tendría lugar gradualmente, lo que es totalmente contrario al contenido de los referidos acuerdos  que llevan la firma del propio Clinton, para vergüenza de la primea potencia mundial convertida, una y otra vez, en un pelele en mano de Israel, del lobby judío y del voto judío.

 

De ahora en adelante ya lo sabe el mundo entero: cualquier acuerdo firmado por el presidente de Estados Unidos no tiene más valor que el del papelito que lleva la firma. O tal vez me estoy equivocando y que lo correcto sería decir que la firma de un presidente de Estados Unidos tiene el valor que decide, en cada caso, el Gobierno de Israel.

 

 Y es que el pobre de Clinton no pudo representar un papel más patético antes de sus reuniones con Netanyahu. El presidente americano declaró reiteradamente que de esas reuniones debe salir el compromiso sobre un repliegue israelí significativo en la Cisjordania, de modo que pueda satisfacer a los palestinos e impulsar, por consiguiente, el proceso de paz. Pero, finalizadas las dos entrevistas, sus declaraciones y las de sus portavoces cambiaban radicalmente y ya sólo afirmaban que se había logrado “el objetivo“ de estas entrevistas que, según estas declaraciones, no era otro que obtener promesas sobre futuras iniciativas israelíes para sacar al proceso de paz del punto muerto en el que se encuentra. ¿No será que se trata de sacarlo del punto muerto para enterrarlo?

 

22 enero 1998         Revista “Amanecer”                  


COMPARTIR EN:

Todos los derechos reservados كافة الحقوق محفوظة - Editor: Saiid Alami محرر الـموقـع: سـعـيـد العـَـلـمي - said@saidalami.com - said@saidalami.com